Entradas con la etiqueta ‘energía’

Las formas ovales o circulares tienen un altísimo poder de captación de energía. Este símbolo en particular, cuya definición y propiedad es la de ser el “símbolo universal del amor”, contiene en sí mismo parte de los misterios de la creación.
El trazado circular significa la expansión de la creación, y los dos triángulos son el mandato inicial que el Creador dió a sus colaboradores inmediatos.
El primer triángulo (el de la izquierda) corresponde a la creación de los dioses, quienes crearon luego todo lo que conocemos como nuestra galaxia.
El segundo triángulo corresponde a la creación del hombre, de quien se dice que fue hecho a imagen y semejanza de Dios o de los Dioses.
El primer triángulo ya está totalmente terminado, pero el segundo – si bien está trazado por completo – aún no ha concretado su objetivo que es, precisamente, el de dar por finalizada la etapa evolutiva del ser humano. Obsérvese que al seguir el orden de los números para trazarlo, tanto el primero como el segundo triángulo finalizan en ascenso.
Cuando todo el proceso termine (pueden pasar miles de años), los triángulos insertarán sus vértices en el centro de la espiral. Esto es lo que significa volver a la fuente, al origen, a nuestro Creador.
De allí la frase bíblica…

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza”

lo que no significa que seamos iguales a Dios. Si bien este símbolo está incorporado al código energético del ser humano, la gran cantidad de actitudes negativas (odio, envidia, rencor, celos) hacen opacar su actividad, y de allí que sea absolutamente necesario estimularlo con el trazado del mismo sobre el chakra Corona y sobre aquellos lugares donde han de reunirse muchas personas (paredes y sillas). Su manifestación es inmediata.
La prudencia me lleva a no mencionar en el presente volumen otros usos que tiene este símbolo combinado con los demás y asistido por una forma de respiración especial, pues la curiosidad suele mover al hombre – muchas veces – a efectuar prácticas desconocidas, no con un objetivo legítimo sino por el mero hecho de ver si el símbolo “funciona” o no; y como sí funciona, no se lo debe usar con ligereza.
Hago referencia, específicamente, al uso que puede dársele para revertir la forma de pagar el karma, procedimiento que, una vez ejecutado, no se puede cambiar. Es por eso que, al trabajar con este símbolo, debe existir un absoluto convencimiento de que no se volverán a repetir actos equivocados, con la conciencia de que ellos son negativos o dañinos.
Cuando te enseñe cómo hacerlo, será porque ya sabrás a qué me refiero en este párrafo y, en se caso, yo cumpliré con mi obligación de informarte y enseñarte y tu deberás asumir la responsabilidad.

Orlando Guzmán

 

El símbolo Cho Ku Rei fue creado para permitirnos atraer la energía hacia el sitio deseado. Recuerda que esa energía es perfecta. Se trata, nada más y nada menos, que de la Cálida y Perfecta Energía Original.
El símbolo tiene la condición de concentrarla para ser emitida de manera potenciada.
Al trazar el símbolo sobre las palmas de las manos, lo que estás haciendo es producir una apertura mayor en ambas terminales emisores de energía, pero al haber sido trazado de manera superficial, su tiempo de duración es reducido.
Si deseas aumentar la intensidad de la energía y extender su tiempo de duración, debes obrar de la siguiente manera:
1) Efectúa primeros los ejercicios respiratorios no menos de tres veces con tus manos en posición como si fueras a orar. En la última inhalación que efectúes, no sueltes el aire, es decir, no exhales.
2) Con la palma de tu mano derecha traza el símbolo Cho Ku Rei  sobre el músculo pectoral lo más cerca posible a tu hombro izquierdo y haz lo mismo con tu mano izquierda sobre el lado derecho.
3) Con el aire contenido en tus pulmones, haz un soplo sobre cada músculo pectoral.
4) Repite lo mismo que ya aprendiste en las palmas de tus manos.

En el hoyuelo de los músculos pectorales cercanos al hombro hay en cada uno de ellos, un importante centro regulador de energía. Son los chakras laterales. Al trazar los símbolos sobre ellos, potencias sensiblemente el tránsito de energía hacia las manos, y al estar éstas también más abiertas – por el trazado del símbolo -, la emisión de energía es mucho mayor. Practícalo y compruébalo.

Otro complemento con el Cho Ku Rei:
Cuando tengas que darle energía a alguien para ayudarlo a sanar, pídele que se acueste boca arriba o que se siente en una silla. Si está acostado, asegúrate de que te quede espacio para estar sentado detrás de su cabeza.
Traza sobre su cabeza (chakra corona) el símbolo Cho Ku Rei y, recién entonces, comienza la terapia. Obviamente, para dar la terapia ya debiste haber trazado los símbolos en tus hombros y manos.
Mientras no cierres tus manos, la energía fluirá libremente de las palmas de ellas. No importa cual sea la posición en la que las ubiques, mientras las dejes allí no menos de 3 minutos.
Asegúrate de no torcer tu espalda. No coloques una mano sobre la otra; esto recién podrás hacerlo cuando avances en los conocimientos y sepas bajo qué circunstancias puedes hacerlo.
Las manos van una al lado de la otra o bien una enfrentando a la otra, dejando en el medio el sector del cuerpo al que quieres darle energía (efecto horno).

Orlando Guzmán

El Raku es el símbolo utilizado para sellar el trabajo efectuado con un conjunto de símbolos; por ejemplo, al iniciar a una persona.
Mi recomendación es que no lo uses hasta no estar debidamente preparado; no porque corras algún riesgo, sino porque estarías bloqueando cada trabajo que consideres terminado, por lo cual, si necesitaras repertirlo, deberías formar un nuevo bloque que, en lugar de enriquecer o potenciar al anterior, quedaría tal cual lo hiciste.
Ningún símbolo fue creado para la maldad o para provocar daño como muchas personas o maestros inexpertos dicen. El uso o trazado equivocado de un símbolo no actúa en función de la equivocación, si no en función de la intención y creo que esto no merece más explicación que la que doy.

Orlando Guzmán

“Hombre y Universo”

Las técnicas y prácticas de Reiki Do In y Chi Sheng Huo implican la concepción de un Principio Universal que es Origen de todo cuanto existe, que Es Todo cuanto existe y que manifiesta al hombre dentro de los límites que los sentidos, la mente y la conciencia humana pueden captar.
El Hombre comparte con los seres organizados las estructuras de la materia viva y sus complejas relaciones en el planeta en el que se desarrolla como especie. Está hecho de la misma “sustancia” que el Universo, está sujeto a sus mismas leyes. Se concibe a si mismo como individuo que solo puede realizarse a través de su entorno social, de la cultura a la que pertenece y de la historia de la que forma parte.
A partir de su propia visión, el Hombre recrea el Universo y lo expresa en términos acordes a su cultura. En la historia de la especie humana, mito, religión y ciencia son los intentos de representar la relación Hombre-Universo en un lenguaje comprensible a cada época.
Los términos Rei y Ki definen Universo y Hombre. Rei Ki Do In expresa la íntima relación entre ambos.
El método y los símbolos son tan simples y “humanos” como el acto de respirar o alimentarse, de sonreír o llorar. Rescatan el acto lúdico, la caricia, el abrazo que sostiene, la mirada que comprende. Contienen en sí mismos los rasgos de la evolución de la conciencia humana: el gesto, el verbo y el símbolo.
Las técnicas Chi Sheng Huo y Rei Ki Do In han sido tomadas de antiquísimas culturas.
Esta supervivencia y su perfecta adaptación a los principios básicos de todas las religiones y a las leyes e hipótesis que el método científico formula, nos hacen reconocerlas como parte del conocimiento intrínseco del ser humano.

Norma Cristina Rugna
Maestra Superior
Siste Lee

Juan Orlando Guzmán
Maestro Superior
Siste Lee

Bookshelf 2.0 developed by revood.com