Entradas con la etiqueta ‘cho ku rei’

El símbolo Cho Ku Rei fue creado para permitirnos atraer la energía hacia el sitio deseado. Recuerda que esa energía es perfecta. Se trata, nada más y nada menos, que de la Cálida y Perfecta Energía Original.
El símbolo tiene la condición de concentrarla para ser emitida de manera potenciada.
Al trazar el símbolo sobre las palmas de las manos, lo que estás haciendo es producir una apertura mayor en ambas terminales emisores de energía, pero al haber sido trazado de manera superficial, su tiempo de duración es reducido.
Si deseas aumentar la intensidad de la energía y extender su tiempo de duración, debes obrar de la siguiente manera:
1) Efectúa primeros los ejercicios respiratorios no menos de tres veces con tus manos en posición como si fueras a orar. En la última inhalación que efectúes, no sueltes el aire, es decir, no exhales.
2) Con la palma de tu mano derecha traza el símbolo Cho Ku Rei  sobre el músculo pectoral lo más cerca posible a tu hombro izquierdo y haz lo mismo con tu mano izquierda sobre el lado derecho.
3) Con el aire contenido en tus pulmones, haz un soplo sobre cada músculo pectoral.
4) Repite lo mismo que ya aprendiste en las palmas de tus manos.

En el hoyuelo de los músculos pectorales cercanos al hombro hay en cada uno de ellos, un importante centro regulador de energía. Son los chakras laterales. Al trazar los símbolos sobre ellos, potencias sensiblemente el tránsito de energía hacia las manos, y al estar éstas también más abiertas – por el trazado del símbolo -, la emisión de energía es mucho mayor. Practícalo y compruébalo.

Otro complemento con el Cho Ku Rei:
Cuando tengas que darle energía a alguien para ayudarlo a sanar, pídele que se acueste boca arriba o que se siente en una silla. Si está acostado, asegúrate de que te quede espacio para estar sentado detrás de su cabeza.
Traza sobre su cabeza (chakra corona) el símbolo Cho Ku Rei y, recién entonces, comienza la terapia. Obviamente, para dar la terapia ya debiste haber trazado los símbolos en tus hombros y manos.
Mientras no cierres tus manos, la energía fluirá libremente de las palmas de ellas. No importa cual sea la posición en la que las ubiques, mientras las dejes allí no menos de 3 minutos.
Asegúrate de no torcer tu espalda. No coloques una mano sobre la otra; esto recién podrás hacerlo cuando avances en los conocimientos y sepas bajo qué circunstancias puedes hacerlo.
Las manos van una al lado de la otra o bien una enfrentando a la otra, dejando en el medio el sector del cuerpo al que quieres darle energía (efecto horno).

Orlando Guzmán

Bookshelf 2.0 developed by revood.com